Todas las noticias Archivo
www.adnmundo.com
26 de Marzo de 2017 Washington 12:54
Viernes, 14 de Julio de 2006 Sea el primero en comentar esta nota

Resumen semanal de noticias

Conozca los acontecimientos más relevantes, ocurridos en diferentes lugares del mundo.

Resumen semanal de noticias
Enviar Enviar
Imprimir Imprimir
Corrección Sugerir Corrección
Comentarios Escribir Comentarios
Anterior Se realizará la última revisión de daños al Discovery
Siguiente Zapatero afirma que no existe compromiso con la ETA
 
Technorati Yahoo

Al tratar de resumir los hechos que marcaron la semana internacional, debemos posar la mirada sobre acontecimientos que se enmarcan en la seguridad internacional. Y los actores en este sentido no son nuevos. Israel, Corea del Norte, Irán y las organizaciones terroristas autoras del atentado en la India, ocupan el primer plano. En el primer caso, la violencia recrudeció hasta el punto de una guerra internacional, en otros la comunidad internacional sigue tratando de desestancar negociaciones ante hechos que considera una amenaza. Dado que hablamos del sistema internacional, no podemos decir que los únicos países involucrados sean los nombrados. Los Estados de mayor poderío internacional, o que pertenecen a la región, forman parte de estos sucesos.

• La ofensiva israelí

El Primer Ministro Olmert había anticipado el lunes que las operaciones militares en la Franja de Gaza proseguirían el tiempo necesario, hasta conseguir la liberación del soldado Ghilad Shalit y acabar con los disparos de misiles palestinos sobre territorio israelí. Pero la situación en Medio Oriente sufrió una escalada inesperada. Un hecho provocó un nuevo ataque de Israel, pero esta vez al Líbano. 

La causa fue la captura de dos soldados cerca de la frontera con la Palestina por parte del grupo Hezbalá el pasado miércoles. Según precisa este grupo, el objetivo es obtener la libertad de presos encarcelados en Israel. 

La reacción israelí no tardó en llegar. Olmert acusó al Gobierno libanés de estar detrás de los secuestros y consideró el accionar de Hezbalá como un "acto de guerra", y prometió una respuesta "muy dolorosa y de largo alcance". Fue así como, sin olvidar las incursiones en Gaza, poco después de confirmarse el nuevo secuestro, fuerzas de tierra entraron en territorio de Líbano para buscar a los dos soldados. A partir de allí los choques se sucedieron entre el movimiento chiíta libanés Hezbalá y del Ejército israelí, al sur del Líbano. 

El jueves, el Gobierno de Olmert advirtió a Beirut que evacue a su población del sur de la capital, porque allí vive el líder de Hezbalá, Hasan Nasralá. Los ataques se sucedieron, la armada israelí penetró con sus buques de guerra en aguas libanesas, para impedir el acceso a los puertos, como parte del plan de bloqueo general que el Gobierno israelí decidió imponer al país vecino, ya que considera que "los puertos libaneses son empleados por la milicia Hezbalá para transferir terroristas y armamento". La misma razón justificó el bombardeo al aeropuerto internacional de Beirut, Rafic Hariri. Durante la madrugada del viernes prosiguieron los bombardeos, que apuntaron a la ruta Beirut Damasco. 

Pero Hezbalá respondió. Atacó con 60 cohetes Katiusha ciudades del norte de Israel: Nahariya y Kiriat Shmoná, por la mañana, y la Safed, pasado el mediodía del jueves, tras las amenazas israelíes de bombardear Beirut. 

Las víctimas de estos acontecimientos van en aumento, los ataques aéreos sobre Líbano durante el amanecer mataron al menos 50 civiles, y son cientos los heridos. 

La comunidad internacional reaccionó en su mayoría condenando el ataque israelí al Líbano y exigiendo la inmediata liberación de los soldados. Sin embargo, una resolución presentada en el Consejo de Seguridad, que condenaba el accionar israelí, no logró la aprobación, a causa del veto de EE.UU., que la consideró "desequilibrada" por achacar toda la culpa a una sola de las partes. 

El Gobierno libanés no reconoce vínculos con Hezbalá y no se responsabiliza por los atentados del grupo.
Según Miri Eisin, Portavoz del Ejecutivo israelí, el Primer Ministro está dispuesto a acabar con las operaciones en Líbano, si Hezbalá libera los dos soldados, “deja de lanzar cohetes y si el Gobierno libanés se decide a aplicar la resolución 1559 del Consejo de seguridad de la ONU".

• La crisis por los misiles norcoreanos

La crisis por el lanzamiento de misiles de Corea del Norte no encontró todavía una solución. Mientras Japón y EE.UU. alertaron sobre la crisis de seguridad que puede desatarse en Asia, a partir de los ensayos misilísticos, y Japón manifestó que incluso podría acudir a una respuesta militar, China consideró la reacción japonesa como "desmesurada". 

El líder de Corea del Norte, afirmó el lunes que no haría ninguna concesión a EE.UU. Kim Jong Il definió a EE.UU. como el ''enemigo jurado'' y ''agresor imperialista'', y prometió una "guerra total". 

En la búsqueda de una salida a la crisis, Washington envió a Asia al Subsecretario de Estado, Christopher Hill, para coordinar posiciones respecto a la reacción de los países de la zona ante el régimen de Pyongyang. La misión de Hill apostaba a las conversaciones que sostendrían enviados chinos a Pyongyang, de las cuales se esperaban resultados positivos, dado el nivel de influencia que el gigante asiático puede tener sobre Corea del Norte, a la que intentaría convencer de que vuelva a las negociaciones a seis bandas. Sin embargo, ningún resultado salió de dichas conversaciones. 

Mientras tanto, el Consejo de Seguridad sigue en el estudio de una resolución al respecto. Japón, con el apoyo de Washington, sostiene la postura más dura, y las posiciones no se unifican. Existen hoy dos propuestas en estudio en el Consejo. Japón, artífice de la primera de ellas, presionó para que se aprobara antes del fin de semana. En ella plantea la imposición de sanciones a la transferencia de financiación y materiales que se pueden usar para fabricar misiles y armas de destrucción masiva, e invoca el Capítulo VII de la Carta de la ONU, que allana el camino a una futura intervención militar. 

La alternativa, elaborada por China y Rusia, si bien se condena firmemente el lanzamiento de los misiles por parte de Corea del Norte en el mar de Japón, e insta al Gobierno norcoreano a restituir la moratoria unilateral que proclamó en 1999, no establece ninguna sanción y omite referencias a que las acciones del régimen de Pyongyang sean una amenaza a la paz y la seguridad mundial (dejando de lado el mencionado Capítulo VII).

• Las negociaciones con Irán

Las negociaciones con Irán por su programa nuclear siguen siendo tapa. Esta semana se esperaba que Irán diera una respuesta a la oferta de las potencias occidentales, que incluye un paquete de incentivos económicos y energéticos, a cambio de que Irán renuncie al enriquecimiento de uranio. 

Pero la reunión del martes entre el representante de la UE, Javier Solana, y el negociador iraní, Alí Larijani, culminó sin una respuesta concreta. 

Irán sigue sosteniendo que contestará a la oferta en agosto, por lo que la reunión se limitó a aclarar "ambigüedades”, y vez más pidió paciencia a las potencias, para que el caso se resuelva correctamente. "Como hay que entrar en un largo proceso, debemos ser pacientes", declaró Larijani. 

Ante esta perspectiva, los ministros de relaciones exteriores de las seis potencias involucradas (EE.UU., Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China) en el proceso, se reunieron el miércoles en Paris, para acordar los pasos a seguir. La decisión fue que si el gobierno dirigido por Mahmud Ahmadinejad no ofrece una respuesta inmediata a su ofrecimiento de resolución pacífica, la cuestión será remitida nuevamente al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Así lo expresó el Ministro de Exteriores francés, Philippe Douste-Blazy "No nos queda otra opción que volver al CS de la ONU”. 

Las negociaciones con Irán parecen haber dado un paso atrás. Pero nada está definido aún. El Presidente George Bush, de visita en Alemania, dijo que “la fecha límite ha pasado” para que Irán responda al paquete de incentivos. Sin embargo aceptó que podría aun haber otras oportunidades para negociar.

• El atentado en la India

La ciudad de Bombai, epicentro económico de la India, fue víctima de un violento atentado el martes. Aproximadamente 200 muertos y 714 heridos fue el saldo que dejaron siete explosiones simultáneas, ocurridas en una línea de trenes. Las explosiones fueron planificadas para producirse en momentos en que las estaciones estaban totalmente abarrotadas de gente. 

Todas las explosiones se produjeron entre las 18.00 y las 18.30 (12.00 y 15.30 GMT) en vagones de primera clase en la línea oeste de la línea férrea de Bombay, que ha sido suspendida. Éstas ocurrieron en las estaciones de Khar, Matunga, Santacruz, Jogeshwari, Bhayendar, Mahim y Boribili. 
Poco después el gobierno confirmó que se trataba de un atentado terrorista y las autoridades declararon el estado de alerta en todo el país. 

Los principales sospechosos del atentado son un grupo extremista islámico llamado Lashkar-e-Taiba -Ejército de la Pureza- cuya base de operaciones se encuentra en la Cachemira paquistaní, región disputada por India y Pakistán, según informó P.S. Pasricha, Jefe de la policía de Maharashtra. Otro grupo, el Movimiento Islámico de Estudiantes de la India (SIMI) podría también estar detrás de los atentados de Bombay. 

Es por eso que el Viceministro de Relaciones Exteriores indio, Anand Sharma, acusó a Pakistán de no hacer lo suficiente para frenar la actividad de los radicales islámicos. Los terribles atentados en Bombay y el aumento de la violencia en Cachemira demuestra que los extremistas islámicos siguen teniendo bases en Pakistán, lo que podría dañar el proceso de paz con India", aclaró 

Por su parte, el Presidente estadounidense Bush manifestó su repudio, y aseguró que “este tipo de hechos fortalecen la resolución de la comunidad internacional de emprender la lucha antiterrorista. 

Entre el jueves y viernes la ciudad fue volviendo a la normalidad, todas las escuelas y ciudades universitarias abrieron sus puertas, en una señal de que la situación se encuentra bajo control. 

• Argentina – Uruguay: el fallo de La Haya

Este es uno de los temas que escapan a la agenda de seguridad, pero que no podemos dejar de mencionar. En la lucha por la instalación de las papeleras a orillas del río Uruguay, el fallo del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya señaló que Argentina "no aportó pruebas suficientes de contaminación", rechazando así la medida cautelar que la Casa Rosa había pedido para frenar el avance de las dos plantas de celulosa.

La medida fue así un paso positivo para Uruguay, que no tendrá que suspender de manera provisoria la construcción de las papeleras. La votación fue de 14 votos por el rechazo a la medida cautelar contra 1 positivo. Desde Uruguay mostraron mesura frente al contundente fallo.

El Canciller uruguayo, Reinaldo Gargano, señaló que "va a haber un equilibrio entre las dos partes" para resolver el diferendo. Gargano afirmó que seguirá apostando a una salida negociada con el Gobierno argentino para superar el conflicto.

Por su parte, los asambleístas no aceptan la medida. Edgardo Moreira, integrante de la Asamblea de Gualeguaychú, dijo que el fallo "forma parte de una asociación ilícita y corrupta del gobierno uruguayo y de las empresas" entre otros. Señaló además que el pueblo entrerriano "quiere volver a cortar la ruta".

• Rumsfeld en Asia

En el marco de una ola de violencia, el Secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, realizó una visita a Afganistán e Irak.

El martes 11, Rumsfeld llegó a Kabul (Afganistán), donde se entrevistó con el presidente Hamid Karzaï, para abordar la situación de creciente violencia y los planes de la OTAN, para hacerse cargo de las operaciones militares al sur del país. El traspaso del mando a la OTAN pasó a ser un tema de preocupación especialmente por los últimos hechos de violencia registrados. Al menos 30 rebeldes murieron este martes en una operación de las fuerzas de la coalición internacional y de fuerzas afganas, por el resurgimiento de la lucha armada Talibán. Otras cuarenta personas calificadas de "extremistas" habían sido asesinadas en la misma zona, en un distrito de la provincia de Helmand, en el sur del país. 

También hubo un encuentro con los comandantes estadounidenses del contingente que se encuentran instalados en Afganistán.

El Secretario estadounidense viajó el día siguiente a Irak, donde el tema principal pasó por el establecimiento de una fecha para el retiro de tropas. Aunque nada quedó definido. En la conferencia de prensa ofrecida por Rumsfeld y George W. Casey, Jefe de las tropas estadounidenses en Irak, los estadounidenses negaron que exista alguna orden para reducir la cantidad de efectivos militares que Estados unidos mantiene en el país. "Todavía no hemos llegado a ese punto “, explicó Rumsfeld.

La reunión con el Primer Mandatario, Nuri Al Maliki, fue la más importante del itinerario de Rumsfeld, que incluyó reuniones con altos responsables del gobierno, así como a militares iraquíes y estadounidenses.

 
 
Lo + leido Lo + comentado Últimas noticias

Publicidad en adnmundo.com | 

Quiénes somos | 

Servicios Corporativos | 

Recomiéndenos | 

Archivo

Desarrollado por Esquemas.com

Todas las noticias | 

Las noticias en tu sitio | 

Las noticias resumidas | 

Contáctenos

Política Internacional y Seguridad | 

Economía y Comercio  | 

Medio Ambiente / Energía

Deportes | 

ADN Cool | 

Turismo |