Todas las noticias Archivo
www.adnmundo.com
Sábado 27 de Mayo de 2017 Washington 17:30
Miércoles, 12 de Agosto de 2015 Sea el primero en comentar esta nota

Gragea Diplomática XXII Crisis migratoria

Hoy el principal problema de Europa radica en el cómo contener y superar el problema de las migraciones ilegales.

Gragea Diplomática XXII Crisis migratoria
Enviar Enviar
Imprimir Imprimir
Corrección Sugerir Corrección
Comentarios Escribir Comentarios
Anterior Rescatan a cuatro personas en hotel de Mali
Siguiente Fidel Castro y Nicolás Maduro visitaron por sorpresa a Evo Morales en el hotel de La Habana
 
Technorati Yahoo

La crisis del Medio Oriente, con  la radicalización extrema del Islam, la  expansión de guerras y hambrunas,  han generado una pléyade de refugiados que ven en Europa el paraíso prometido. Imágenes cruentas pululan en los medios de comunicación mundiales y las crónicas dan cuenta de pavorosas situaciones donde la muerte y la desolación priman sobre toda especulación de vida o muerte, ya que allí está expuesta la esencia del prófugo que no puede mirar hacia atrás y espera en la salvación de un puesto en Occidente para superar los muchos males acumulados. Actitud que lo condiciona a todos los gestos, incluso superar la convicción  que en su proceder se  va al suicidio y hoy vemos en Calais la brega por subirse a camiones y trenes en el túnel que cruza el canal de la Mancha como último y desesperado gesto en procura de una salvación cada vez más lejana.


Estos meses del año en curso ya demuestran el incremento de refugiados que llegan a cifras asombrosas. Más de 240.000 migrantes hacia Europa utilizando vías que cruzan el Mediterráneo o los países balcánicos. En Grecia ya superan los 100.000 refugiados con otro tanto en Italia, sin contar con más de 2000 muertes por naufragio de víctimas civiles que son explotados por nuevos piratas de los mares que en embarcaciones precarias superan una carga humana que dejan a la deriva y en manos de una providencia insensible.


El problema no consiste en cerrarles las puertas, ya que el mismo Papa Francisco enfatizó que rechazar a quienes escapan de situaciones de conflicto, hambre y miseria es un “acto de guerra”, sino en que la situación de abarrotamiento de los centros de refugio sumado a la progresión de la desocupación en toda Europa está inhibiendo toda actitud humanitaria. Ello también despierta sentimientos xenófobos que estaban aletargados y que suben a la superficie de varios países donde el extremismo se acompasa con la intolerancia y la arrogancia de la defensa de las propias torres de marfil.


Estos refugiados vienen  mayoritariamente de Siria, donde la larga guerra civil ha provocado más de dos millones de desplazados y que los mismos países islámicos miran hacia otra parte si es cuestión de hablar de concederles refugio. Ya son varias las tendencias en ampliar la búsqueda de posibles lugares de asilo para estos desplazados que dan vergüenza al mundo ya que nadie quiere adecuar su mirada hacia un problema que no deja de crecer ni de incidir en toda la problemática del mundo occidental.


La Unión Europea, dividida entre países sensibles por verse directamente afectados por esta búsqueda de asilo y aquellos más despreocupados por encontrarse alejados de este problema, ha dispuesta conceder una partida de 2500 millones de euros para atender a los países más afectados, en la ocurrencia los mediterráneos. Suma que de por sí no podrá superar los problemas pero si coadyuvar a encararlos con un espíritu más alentador y también se reforzaría el sistema de asistencia naval para socorrer los múltiples métodos que se utilizan para llegar a la tierra prometida.


Las vías de penetración de estos refugiados varía desde el Mediterráneo, aprovechando de la complicidad de la desarticulación de la noción de Estado en Libia país que canaliza preferentemente la emigración africana, hasta los múltiples pasadizos por los países balcánicos con escala en Grecia.


A las medidas de apoyo financiero por la Unión Europea se añaden las nuevas normas creadas a efectos de ceñir un control más efectivo de las peticiones de asilo, cuyo cúmulo nunca podrá ser atendido en su integralidad, pero que da pie a nuevos anhelos que no podrían ser satisfechos. Normas que acentúan los controles de los dadores de trabajo y de locadores a ilegales, rechazos en las fronteras y repatrio de los peticionantes de asilo injustificado constituyen el arma básica pero no muy eficaz para contener una progresión que no cesa.


La guerra en Siria y la actitud cada vez más amenazante del Estado Islámico en la región proporcionan un potente revulsivo que favorece mayores desplazamientos. La vorágine de los acontecimientos en el Medio Oriente, que aqueja prioritariamente a las poblaciones del mundo islámico no encuentran atención por parte de ninguna de las potencias en juego. Arabia Saudita y las monarquías del golfo se caracterizan por atraer numerosa mano de obra para atender sus faraónicos proyectos sin que en ellos haya surgido hasta ahora la posibilidad de ofrecer asilo a la multitud de desplazados que hablan árabe y practican la misma religión. Egoísmo éste que no ha sido destacado por aquellas partes del mundo occidental que mantienen objetivos comerciales y que no quieren perderlos en virtud de la importancia de los montos en juego. 


Las conclusiones no son positivas. A la crisis económica europea, agravada por la situación en Grecia y por las consecuencias de la prosecución de un conflicto serio en Ucraniase añade que la guerra en Siria se incrementa, Turquía amplía su accionar bélico dando caución al empleo de sus bases y atacando a los yihadistas del Estado Islámico pero asimismo a los kurdos a fin de sofocar su irredentismo, las tropas de Arabia Saudita actúan activamente contra los chiitas de Yemen en acciones que serían  intrascendentes en su comparación con las hasta ahora superfluas contra el Estado Islámico y éste , aprovechando de la dispersión de los frentes opositores, continúa expandiéndose y fortaleciendo sus efectivos que serían renovados periódicamente por una atracción injustificada que ejerce este califato medieval ante una juventud desencantada por las carencias laborales y a la cual se la predica constantemente con un radicalismo religioso que aumenta su intolerancia.


Por último se observa una nueva forma de atentado que se estaría extendiendo en varios países y que consiste en el empleo de unidades de ataque unicelulares. Los “lobos solitarios”, desprendidos de toda prudencia y animados de un espíritu suicida por la recompensa en un paraíso ultraterrenal constituyen hoy el principal agresor, que por lo inesperado y sorpresivo de su proceder  excede toda capacidad de contralor y que acentúa los recursos que podrían vulnerar conceptos enraizados en las sociedades donde se hace culto a la vigencia del derecho y de las normas legales para la lucha contra el terrorismo.


Buenos Aires, 12 de agosto 2015                       
Embajador (R ) Jesús Fernando Taboada

 
 
Lo + leido Lo + comentado Últimas noticias

Publicidad en adnmundo.com | 

Quiénes somos | 

Servicios Corporativos | 

Recomiéndenos | 

Archivo

Desarrollado por Esquemas.com

Todas las noticias | 

Las noticias en tu sitio | 

Las noticias resumidas | 

Contáctenos

Política Internacional y Seguridad | 

Economía y Comercio  | 

Medio Ambiente / Energía

Deportes | 

ADN Cool | 

Turismo |